¿CÓMO TRABAJO?

La intervención que realizo es desde la perspectiva cognitivo-conductual, utilizando procedimientos de intervención eficaces y contrastados.

Por otro lado el cliente tiene un papel activo en todo el proceso. No sólo consiste en asistir a las sesiones, sino que todo lo aprendido ha de practicarse en el día a día, realizando ejercicios y tareas durante las sesiones y fuera de ellas.

En primer lugar se lleva a cabo una evaluación para entender qué factores están influyendo en la aparición y mantenimiento del problema.

Seguidamente se pasa a una explicación del problema y propuesta de tratamiento y objetivos adaptado a la persona.

A continuación empezaría el proceso de aplicación de las técnicas de intervención oportunas dependiendo de la problemática.

Por último un periodo de seguimiento una vez acabada la intervención y cuando se ven notables mejorías.

Duración de las sesiones: entre 50 min y 1 hora.

Frecuencia de las sesiones: lo ideal es realizar 1 sesión por semana.